Todos los tamaños

GoCustomized es especialista en venta y diseño de fundas y carcasas personalizadas para tu teléfono móvil y tablet.

Envío rápido y seguro

¡Entre semana su pedido será enviado en 24h! Localiza su pedido en 3 días.

Diferentes formas de pago

Aceptamos las siguientes formas de pago: Tarjeta crédito, débito y PayPal.

Valoración del cliente

 

El día del primer amor - Un bonito romance italiano

Las olas se deslizaban cuidadosamente sobre las arenosas playas mientras las nubes se dispersaban lentamente sobre el cielo como un pequeño ritual de llamamiento a la salida del sol. Esta tranquila escena era solo un día más de la vida de Giuseppe. Giuseppe era un joven italiano de poco más de 20 años que vivía en un pequeño pueblo de Pescara, en la costa este de Italia. Tras un duro día de trabajo el joven se acostó en la playa para descansar mientras observaba a todos los turistas pasear, contemplando la escena con total normalidad.

Miles de personas se acercaban a Pescara cada año en busca de unas románticas vacaciones. Esto no incomodaba del todo a Giuseppe puesto que su negocio familiar, que ofrecía paseos en barco, se beneficia de estos visitantes. Pero, a veces, Giuseppe se veía abrumado por la visita de todas las felices parejas que dejaban en evidencia su condición de soltero. Esto le hacía pensar, ¿encontraría algún día el amor?


Al tiempo que las olas rompían en la orilla de la playa una pareja se detuvo enfrente de Giuseppe. El hombre agarró a la mujer por su mano, le dio una vuelta y la abrazó. La atrajo hacia él y le susurro cariñosamente, "mi amor, en los últimos años me he ido enamorando de ti, y quiero que estos años duren para siempre". A continuación, se puso de rodillas y le propuso matrimonio. Ella exhaló un rotundo sí, que, en vez de hacer sonreír a Giuseppe, lo malhumoró. Por alguna razón, este acto de amor verdadero lo había frustrado y Giuseppe solo encontró consuelo poniendo rumbo hacia su casa. Estaba devastado por no haber encontrado aún su primer amor.

En su camino, Giuseppe fue invadido con negativos pensamientos. "¿Por qué no puedo encontrar el amor?", "¿qué estoy haciendo mal?", "¿alguna vez encontraré el amor"?... Unos meses antes de este incidente, Giuseppe había estado viendo a una mujer llamada Julie, de la que creía estar enamorado. Un día, Giuseppe puso de manifiesto a Julie sus avanzados sentimientos - como a muchos italianos les gusta hacer - y Julie le hizo saber que quería dejar de verlo. Desde entonces, Giuseppe ni siquiera fue capaz de mirar a otra mujer. Frustrado, bajo e inseguro, no sabía qué hacer. Al llegar a casa, desolado, se encontró con la propuesta de su padre de asistir a un evento esa misma noche. El joven se negó rotundamente pero, su padre, con insistencia, consiguió convencerlo bajo la excusa de la celebración del éxito de su hermano como jugador de rugby.

Más tarde esa noche, después de un tenso viaje, con Giuseppe y su padre sin apenas hablarse, llegaron a la fiesta. El lugar estaba lleno de gente, con comida, música y un patio al aire libre con una bonita fuente. Pero la única presencia que cautivó a Giuseppe fue la de aquellos ojos verdes. Una melena salvaje recorría la espalda de la muchacha más bella de todo el lugar y sobre la que el joven había puesto sus ojos. Mientras se acercaba a ella su corazón latía tan rápido que ni siquiera podía pensar. El joven, en atragantadas palabras, balbuceó: "Hola soy Giuseppe, te he visto por aquí y tuve que venir a saludar, creo que eres preciosa". Ella, con una sonrisa reinante respondió: "Encantada, mi nombre es Stephanie, un placer conocerte". Fueron estas educadas palabras las que dieron paso a una inagotable conversación entre los dos. Y Giuseppe ya tenía la sensación de que esta chica podría ser su primer amor.

Sin embargo, a Stephanie no le gustaban los chicos de ciudad, algo que dejó bastante claro a Giuseppe. Estos comentarios no frenaron al joven esta vez. No se rindió y siguió luchando día a día para demostrarle su valía. Con el tiempo, Stephanie se dio cuenta de que no todos los chicos de la ciudad eran malos. Y ocho años después Stephanie y Giuseppe siguen luchando por un amor fuerte y verdadero. Incluso después de que Stephanie se mantuviese reacia a conocer a un chico de ciudad.

El amor no tiene un horario, no da advertencias, porque el amor no se lo piensa, solo actúa. Por lo tanto, el 18 de septiembre concédete un minuto para reflexionar sobre el primer amor de tu vida. Recuerda lo imperfecto que era, recuerda lo poco que lo predijiste, recuerda lo increíble que fue y piensa que va a suceder de nuevo. Esa relación que tuviste, no importa cómo acabó -si lo hizo - y apréciala. Eres especial y alguien más compartirá ese amor por ti contigo. ¡Celebra el primer día del amor y recuerda tu primer amor!

Y si tienes problemas para acordarte, desde GoCustomized te ayudamos a personalizar tu funda de móvil con fecha y foto de aquel día tan especial. ¡Comparte con nosotros tu primera historia de amor, estamos ansiosos por escucharla!

 

Deja un comentario
¡Recibe un 5% de descuento en tu primera compra!
Suscríbete a nuestra newsletter